Entrevista a Jorge Pérez Ruibal

Entrevistas

Después de unas breves vacaciones, volvemos al blog de Ediciones Pictorama con una entrevista a uno de los historietistas más especiales de la escena del cómic peruano e internacional: Jorge Pérez Ruibal (Lima, 1978).

Desde que Jorge interrumpió su carrera de grabado en la PUCP para dedicarse plenamente al cómic y la autoedición, ha editado un sinfín de fanzines, entre los que destaca su serie Trulópolis, con el emblemático personaje Truloboy. Sus cómics, que tienen una onda autobiográfica y visceral, han sido publicados en Perú, Argentina, Brazil, Lituania, México, España y Estados Unidos. El año pasado, la Editorial Municipal de Rosario y la editorial Musaraña incluyeron su cómic ‘Papas al hilo: Una historia real’ en su antología de la historieta latinoamericana “El Volcán”. Nos juntamos con Jorge una tarde de verano para conversar sobre su carrera, su visión sobre el mundo del cómic y sus planes a futuro (¡en los que estamos presentes!).

taller 2

Andrea (A):  ¡Hola, Jorge! Hablemos de tus inicios. ¿Desde cuándo haces cómics?

Jorge (J): Desde que podían mis manos, desde siempre. Siempre mi madre y mi padre me daban muchos papeles. Y leía cómics, también. Para mí, era algo natural.

A: ¿Eso fue a qué edad?

J: A los 11 años. Hice un primer cómic que se llamaba “La rebelión gilipollina”, que se trataba de unos extraterrestres que invadían la tierra y eran esclavizados. Esa huevada ganó un premio en un concurso donde Juan Acevedo fue juez.

Giancarlo (G): ¿Gilipollina de gilipollas?

J: Jajaja, de gilipollos. No sé, era una tontería que hice de niño, pero igual era gracioso.

A: Y ya de más grande, ¿estudiaste arte?

J: Sí, estudié en la Católica, pero no hice mucho. Hice un par de años.

A: ¿Pintura?

J: No, grabado. Al final grabado lo hice solo. Aprendí en el Museo de Arte a hacer serigrafía y luego aprendí con unos amigos a hacer linograbado.

G: También te ayudó el taller de Cairo, ¿no?

J: Si, también. Eso fue bastante importante para mí…(a Andrea) Es un amigo que se llama Cairo, que es un capo, a pesar de que no publicado casi nada. Él me enseñó, en los años 90, a hacer cómics. Básicamente su taller fue la influencia más importante en que yo haga cómics.

20108262_1429678147111174_7835318424966556469_n

A: Y, cuando estudiaste arte, ¿ya hacías cómics?

J: Cuando estudié arte, de cierta manera, reprimieron mis ganas de hacer cómics. No les gustaba mucho la idea; les parecía que si hacía algo caricaturesco, estaba mal. Querían que sea más realista. Esta fue una de las cosas por las cuales no conecté con la Católica. Lo que yo quería hacer era cómics. Después de eso, me dediqué a hacer fanzines por mi cuenta, inspirados por la influencia de Cairo: Trulópolis I, Trulópolis II…

A: ¿De qué trataban?

J: Eran cómics cortos autobiográficos, microcómics. Los fotocopiaba y repartía entre mis amigos, y los llevaba a tiendas y librerías. Pero todo por la gran influencia de Cairo. Y fue locazo, porque cuando yo comencé a trabajar con él, él me consideraba uno de los peores alumnos del taller. Para él, yo tenía un estilo que remedaba el cómic español, tipo Ibáñez.

G: ¿Todo caricaturesco?

J: Sí, caricaturesco y de fórmula. Todo siempre con las cabezas redondas. Luego de eso, Cairo me enseñó que uno no tiene que dibujar basándose en fórmulas, sino que uno tiene que dibujar desde sus entrañas. Uno tiene que crear su estilo, como lo hacen los underground. Por ejemplo, si has visto El Volcán, todos tienen un estilo completamente distinto…

A: Sí, es súper distinto..

J: Y eso fue como un año en el que tuve que re-aprender a dibujar, sobre todo observando cosas en las calles. Eso fue interesante. Entonces, en algún momento, le mostré a Cairo lo que había hecho -ya cuando el taller había terminado, porque habíamos construido una gran amistad- y me dijo “Wau, qué paja, por fin encontraste tu estilo”. Y ahí fue que empecé a trabajar más en mis cómics. Pero, ahora, en la novela gráfica en la que estoy trabajando, estoy tratando un poco de volver a dibujar así con esas caras que tenía antes..

vista alegre

A: Igual ahorita estás en un punto en el que tu estilo es mucho más maduro, entonces puedes darte esas libertades…

J: Claro, ahora que sé de qué soy capaz, puedo experimentar y ver a qué me conduce eso, pero con más paciencia. Se supone que a esta edad, a los 40 años, generalmente los dibujantes ya tienen una madurez de estilo, ¿no? Es lo que dice Daniel Clowes, al menos…

A: Tu estilo también ha sido influenciado por los cómics underground, ¿no? Me recuerda a a la onda de Crumb, Charles Burns…

J: Creo que todos tenemos un poco de Charles Burns.. es como una escuela. También me encantaba Julie Doucet…

A: Claro, una genia. Hablemos ahora acerca de tu proceso creativo. ¿Cuál es la diferencia entre hacer un micro cómic y una narrativa más larga?

J: Es algo completamente distinto hacer un cómic largo a uno corto. Actualmente, en este proyecto que estoy trabajando con ustedes, he tenido que aprender un montón. También gracias a la orientación de Giancarlo…(a Giancarlo) ¿Te acuerdas que revisamos un primer storyboard y no te impresionó? Eso me jodió, pero sobre todo porque yo tampoco estaba contento con lo que había hecho. Entonces, tuve que investigar un montón sobre cómo hacer una historia larga que tenga enganche.

discoteca2A: ¿Esta es la primera vez que estás trabajando en una novela gráfica?

J: Sí… y alucina que tenía un storyboard del mismo tamaño que el que tengo ahora, pero fallido. Con los mismos personajes y eso, pero con más cosas, disparando en diferentes direcciones. Ahora que me he concentrado en una línea narrativa principal, he podido desechar un montón de cosas innecesarias. De todos modos, todo es un aprendizaje.

A: ¿Siempre trabajas con storyboards?

J: Sí, suelo trabajar con storyboards. Todo está dibujado de principio a fin.

A: ¿Sin guion, entonces? Empiezas a dibujar de entrada.

J: Normalmente. Pueden ser como dibujos sueltos, pero luego los uno. Aunque ahora que estoy haciendo nuevos cómics -aparte de este proyecto más grande- estoy intentando empezar con guiones escritos. Creo que es lo más práctico.

A: Genial, ¿en qué estás trabajando ahora?

J: Estoy haciendo una nueva edición de mi fanzine, pero tengo que buscarle tiempo…

A: ¿También con cómics autobiográficos?

J: Sí, también. Tengo un montón de guiones y todos tienen que ver con lo autobiográfico.

A: ¿Tú eres el personaje?

J: En varios, pero también hay otros que giran alrededor de algo que me ha ocurrido. Por ejemplo, estoy haciendo una historia de mi casa, que era una casa que mi padre construyó con pedazos de otras casas, antigüedades, una casa bastante peculiar. Es la historia de la casa y los habitantes que pasaron por ella. Era una casa con varios espacios, donde hubo muchos inquilinos. Es la historia de toda la gente que yo observé cuando era chiquillo.

A: ¿Es un cómic largo, entonces?

J: Sí, está pensado como cómic largo. Hay unos personajes sorprendentes…Ando en eso y creando varias historias más…

A: Suena increíble. Ojalá podamos leerlas pronto… Bueno, Jorge, ¡gracias por tu tiempo!

18198605_1354856267926696_8816253724101659362_n

Si quieres saber más sobre el trabajo de Jorge, visita su página de Facebook aquí  y su blog aquí.

Anuncios